Que significa soñar con bebé ahogándose

que-significa-sonar-con-bebe-ahogandose-ahoga Significado de soñar que bebé se ahoga

Pesimismo, revela tu miedo a fracasar.

Actitudes negativas pueden terminar con algo nuevo en tu vida.

 Tienes responsabilidades que no puedes cumplir.

Soñar con bebé ahogándose puede revelar emociones negativas en relación a las nuevas cosas que estás iniciando o experimentando por primera vez.

El agua en el que el bebito se ahoga puede ser la figura onírica para una serie de emociones que te pueden estar invadiendo y dominando. Efectivamente, este sueño está indicando que hay un exceso de emociones o malas intenciones que pueden dañar una nueva situación o sentimiento que aún es frágil y está creciendo.

Este sueño refleja negatividad, pesimismo y además tu temor a fracasar en la nueva actividad que estás emprendiendo, como por ejemplo un nuevo trabajo, una nueva responsabilidad o una nueva relación.

Este sueño puede indicar que el soñante se encuentra pasando por penurias psicológicas o preocupaciones que derivan de una situación de precariedad material y fragilidad emocional que es representada por la imagen del bebé.

Otra interpretación, indica que este tipo de sueños revelaría que estás teniendo responsabilidades que sientes que no puedes llegar a cumplir.

Soñar que un bebé se ahoga en agua turbia

Este sueño significa que ciertos sentimientos, ideas y actitudes negativas pueden tener un impacto negativo y terminar con algo que recién estás empezando (una nueva amistad, relación, negocio, o similar). Ver más en página soñar con agua turbia.

Soñar que un bebé se ahoga en una piscina

Sueños en el que el bebito se ahoga en una alberca o piscina puede constituir una imagen onírica que plasma una específica preocupación o temor de la soñante: que por distracción o negligencia pueda complicar o agravar una nueva relación, un nuevo proyecto o responsabilidad.

Soñar que salvas a un bebé de ahogarse

Este sueño puede representar algo de ti, un rasgo de tu personalidad que es vulnerable y que deseas rescatar. En esta misma de interpretación, este sueño puede indicar que existe algún rasgo o cualidad en la soñante que es tierno, dulce y frágil que se está viendo olvidado o relegado por las tareas y responsabilidades adultas diarias.

Alternativamente, soñar que salvas a una bebita que se está ahogando podría revelar tus ganas por salvar a alguien que te rodea, quien está teniendo un mal tiempo.

Soñar que no puedes salvar al bebito que se ahoga

Este sueño puede reflejar una situación personal en la cual estás siendo dominada por diferentes presiones o emociones que son muy difíciles de oponer.

A un nivel más interno, este sueño indicaría tu necesidad por recibir ayuda y consejos pero temores y fuertes miedos te lo impiden.

Soñar que tratas de revivir a un bebito que se ha ahogado

Sueños en los que tratas de recuperar la vida de un bebito que se acaba de ahogar puede ser una forma que tiene la mente soñadora de advertirte que hay una urgencia por dedicarte a tus nuevos aspectos o asuntos que son frágiles y vulnerables, los cuales has estado descuidando.  Es necesario que te preguntes y te examines a ti misma, a fin de encontrar esos aspectos internos o situaciones personales que necesitan atención.

Sueños relacionados:

Soñar con bebé en brazos

Soñar con bebito durmiendo

Soñar que estás embarazada

Soñar con bebito llorando

Soñar con nacimiento de bebé

Soñar con pañales de bebé

Comparte esta página ahora:
  • Soñé que estaba con mi pareja observando el mar, que estaba calmo, cuando miramos un niño que se metió y yo me tiré a salvarlo y mi pareja me ayudó y la gente me aplaudió.

  • Hola, soñaba que estabamos unos sobrinos, mi hermana, mi hija de 5 años y su papá, jugando a la orilla de un lago de aguas turbias. Todo bien, hasta que me daba cuenta de que mi hija se subía a un muelle pequeño que había cerca y saltaba, yo me sumergía inmediatamente (mientras los demás se reían) a buscar a mi hija. Pero mientras más la buscaba mas crecía mi desesperación, lo hacía durante horas hasta que oscurecía pero no la encontraba. Lo curioso es que cuando me calmaba encontraba su ropita, yo la podía ver bajo el agua aunque fuera de noche. Ya después nos ibamos a denunciar su perdida y lo que me enojaba era que mi pareja no hacía nada por ella, solo yo la buscaba, el me decía que la encontraríamos viva. Yo solo lloraba y sentía que mi alma se desgarraba. Pero llegó un momento en el que recordaba cuando ella nació y no sé por qué mi hermana me decía que buscara en unas bolsas de plástico, entre la ropa mojada que habiamos traido del lago, la cosa es que allí habia una muñeca que yo debía armar y que al hacerlo veía qye era mi hija cuando nació (era como una segunda oportunidad que me daba mi hermana), y al lado estaba mi pareja con un lapiz muy bonito con unas plumas blancas con manchitas negras, y él trataba de que yo lo perdonara por darme un lapiz, yo lo recibía pero con desprecio. Porque él no se había preocupado en ningún momento realmente de nuestra hija.